Qué ver en OPORTO

Oporto es una de esas ciudades que hay que visitar alguna vez en la vida. También conocida como la ciudad del vino que hace su vida a orillas del río Duero. Es una ciudad que está hecha para todo tipo de turistas, desde el que le gusta el turismo local y con encanto hasta quien le gusta visitar los lugares más emblemáticos y turísticos de los sitios.

Aunque es imposible resumir en un texto todo el encanto que tiene esta ciudad así como los diferentes sitios que tiene para visitar, vamos a hacer un pequeño repaso de los principales lugares y más emblemáticos que no podemos dejar de visitar si vamos a esta ciudad.

Síguenos:
  • Instagram 2
  • Facebook 2

 

(Puedes reservar cualquier tipo de actividad & excursión para disfrutar al máximo de Oporto desde aquí)

 

DIEZ LUGARES QUE NO TE PUEDES PERDER

 

Puente de Don Luís I

Como en todas las grandes ciudades un río atraviesa la ciudad de Oporto y como en las grandes ciudades también tiene un gran puente que se ha convertido en un emblema de la ciudad. En este caso hablamos del puente de Don Luis I, que una Oporto con Vila Nova de Gaia, un puente de acero construido a finales del siglo XIX y por el que cruzan tanto vehículos como el metro de Oporto, convirtiéndolo también en un elemento clave para el tráfico de la ciudad.

Desde la construcción del puente de Don Luís I se ha convertido en un símbolo de la ciudad, entre otras cosas porque la parte de arriba se ha convertido en un excelente mirador desde el que poder observar el tráfico marítimo que pasa por el río Duero, las famosas bodegas de Oporto o las casas de colores del barrio de Miragaia. Una de las cosas que más llama la atención del puente es su vistosa estructura de acero, ya que tiene dos plantas, una superior que mide 400 metros por donde pasa el metro y la inferior de 175 metros por donde pasan los coches, ambas alturas pueden transitarse a pie, por lo que es ideal darse un paseo para contemplar las maravillosas vistas que el puente nos ofrece. En verano incluso se puede ver como algunos locales se bañan en el río y utilizan el puente como trampolín para saltar al río. Como curiosidad este puente fue proyectado y construido por Teófilo Seyrig, un socio de quién construyó la Torre Eiffel, para su construcción se realizó un concurso y fue el ganador de este concurso quién finalmente llevó a cabo la construcción del puente.

 

Catedral de Oporto

De nuevo Oporto como toda la gran ciudad tiene un elemento común con todas las ciudades que jugaron un papel importante en la historia, en este caso hablamos de las catedrales. La Catedral de Oporto, también conocida como Catedral de la Sé, está construida en la parte alta de la ciudad, el barrio de Batalha. La construcción de la catedral empezó en el siglo XII y a lo largo de la historia su construcción fue pasando por varias manos, por lo que en los elementos arquitectónicos de la catedral pueden observarse diferentes estilos, y para mediados del siglo XVIII fue cuando se terminó de construir el altar mayor, una de las piezas más importantes de toda la catedral.

Dentro de la catedral podemos visitar el claustro, que pertenece al siglo XIV y desde donde accedemos a la Casa do Cabildo, donde está expuesto el “tesoro de la catedral” un colección de una serie de piezas de temática religiosa. Dentro de la plaza de la catedral podemos observar una columna que en principio parece no tener ninguna función, pero fue construida y utilizada para colgar a los criminales. Otra razón por la que debemos visitar la catedral es por las vistas que esta nos ofrece, al estar construida en la parte alta de la ciudad nos ofrece unas vistas privilegiadas del río Duero y las bodegas que se encuentran a su alrededor. Como veis no son pocas las razones para hacer una visita a esta catedral si vamos a Oporto, que además fue merecidamente declarada Monumento Nacional.

 

Iglesia y Torre mirador de los clérigos

A continuación damos un salto a otro edificio religioso para visitar una iglesia y su torre campanario, en este caso hablamos de la Iglesia y Torre mirador de los clérigos. Aunque ambas cosas merecen la pena visitar, sin duda lo que se lleva la palma es la torre tanto por las vistas que ofrece como por lo impresionante de su construcción. Nada más llegar a Oporto esta torre será una de las primeras cosas que verás por dos motivos, está construida en una de las zonas más altas de Oporto, el Cerro de los Ahorcados (Lugar donde antiguamente se llevaban a cabo las ejecuciones de los condenados a muerte) y además estamos hablando de la construcción religiosa más alta de Portugal con 80 metros de altura, una obra sin precedentes para el siglo en el que fue construida, el siglo XVIII. Tal es su altura, que aunque su función original era de ser campanario de la iglesia adyacente finalmente se acabó convirtiendo en un punto de referencia para las embarcaciones que navegaban por el Duero.

La iglesia fue construida por el arquitecto italiano Nicolau Nasoni, y a pesar de haber hecho más obras a lo largo de su carrera, esta torre es sin duda la más grande de sus obras, tanto es así que dejó por escrito que a su muerte querían que lo enterraran allí. Aunque consta que fue enterrado en la iglesia no se sabe la localización exacta del lugar donde descansan sus restos, sin embargo en 2014 durante unas obras de restauración se descubrió una cripta donde se cree que puede estar el cuerpo del famoso arquitecto.

 

Librería Lello

Si eres fan de la saga de Harry Potter el siguiente lugar del que te hablaremos te va a encantar. La Librería Lello está situada en el centro histórico de la ciudad y su origen se remonta a mediados del siglo XIX aunque no fue hasta el siguiente siglo cuando adoptó la forma y el nombre que conocemos hoy día. Además de la belleza sinigual que dota a esta librería una de las razones por las que se ha hecho aún más famosa es porque la escritora J.K. Rowling estuvo viviendo un tiempo en Oporto y se inspiró en esta librería para crear la famosa “librería del callejón Diagón. Esto ha hecho que se convierta en uno de los sitios más visitados de toda la ciudad y que alrededor de ella se formen algunos mitos y leyendas como que algunas de las escenas de la película de Harry Potter fueron rodadas en esta librería, aunque realmente esto no fue así. Independientemente de que seas fan o no de la famosa saga de películas esta librería es un punto que merece la pena visitar.

Anteriormente la visita a la librería era gratuita, pero cuando se conoció que la famosa escritora se inspiró en este entrañable lugar para crear la “librería del callejón Diagón el número de visitas fueron creciendo exponencialmente, y lamentablemente para los dueños no todos estos visitantes eran clientes, así que finalmente decidieron poner una entrada de 5€ para ayudar a preservar la librería, 5€ que se te descontarían si haces alguna compra en el establecimiento.

 

Vila Nova de Gaia

Vila Nova de Gaia es la localidad portuguesa que nos encontramos cuando cruzamos el puente de Don Luís, aunque mucha gente piensa que es otro barrio de Oporto, la realizad es que forma parte de otro núcleo urbano. Para llegar a esta ciudad lo ideal es hacerlo andando, cruzando el Puente de Don Luís para disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrece y ver en perspectiva la localidad de Vila Nova de Gaia. Una de las mejores cosas que podemos hacer en esta localidad portuguesa es hacer un tour por las famosas bodegas de la zona que producen el vino con denominación de origen de la Ribera del Duero, es una experiencia que sin duda merece la pena, más aún si eres un amante del buen vino. Otra actividad casi imprescindible si hacemos esta visita es un paseo en barco por el río Duero, además podemos hacerlo en “rabelos”, unos barquitos de madera que se construyeron para transportar los toneles de vino y que hoy en día sirven como atractivo turístico.

Justo al cruzar el Puente de Don Luís nos encontramos con el Monasterio del Pilar, considerado como uno de los mejores miradores de Oporto. Este monasterio fue construido en el siglo XVI y es una de las pocas iglesias circulares que hay en Europa. Otra de las cosas que podemos hacer si cruzamos el puente hacia Vila Nova de Gaia es visitar el pueblo pesquero de Afurada, estás alejado del turismo masificado y es un lugar perfecto para dar un relajante paseo por la playa y disfrutar de un exquisito pescado fresco a un precio económico.

 

Mercado Bolhao

Un punto de obligada visita si eres de los que cuando viaja le gusta sentir la vida local es el Mercado Bolhao. Este mercado se encuentra en una zona céntrica de la ciudad, donde más vida hay, lleva abierto desde el año 1914 y en el podemos comprar todo tipo de productos, desde alimentación básica como carne, pescado o verduras, hasta flores o incluso algunos objetos de recuerdo de la ciudad. El mercado es bastante grande, tienes varias plantas entre las que se distribuyen los diferentes puestos, entre los que destacan los famosos puestos de bacalao, que no han cambiado su aspecto con el paso del tiempo y conservan su esencia. Hace unos años el mercado estaba literalmente que se caída a pedazos, a día de hoy lo han restaurado y aunque sigue conservando un poco ese aspecto un poco decadente pero a la vez bonito que tienen muchos lugares de Portugal, ya se puede pasear tranquilo sin riesgo de que un trozo de cornisa se nos caiga encima. Como curiosidad a la entrada del mercado podemos encontrarnos con algunos vendedores, que de manera no muy legal, ofrecen pescado fresco del día a los visitantes del mercado.

Otra de las razones por las que merece la pena visitar el mercado es porque en las mismas instalaciones encontramos puestos de comida que nos ofrecen la gastronomía típica de Portugal. Es una forma de comer como lo harían los locales de una manera económica y con productos de calidad, ya que la mayoría de estos puestos de comida compran los productos del mismo mercado.

 

Barrio La Ribera

El barrio del que hablaremos ahora seguramente te suene si alguna vez has visto una postal de Oporto. El barrio de la Ribera, como su propio nombre indica está situado en la ribera del río Duero y constituye una de las zonas con más encanto de toda la ciudad. Es uno de esos sitios que aunque nadie te haya dicho que vayas, cuando estás por la ciudad y lo ves, su belleza te atrae, tanto es así que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una de las cosas que más llama la atención son sus coloreadas casas, una estampa que junto con el río Duero al lado conforman muchas de las postales que se venden por sus callejones.

Dando un paseo por el barrio de La Ribera merece la pena detenerse un momento a observa el grabado que muestra la hazaña vivida por los habitantes de Oporto hace unos 200 años. Los habitantes de Oporto, temerosos de las tropas napoleónicas, decidieron derribar el puente que comunicaba la ciudad y morir, antes que dejarse vencer. Aún hoy día, los portugueses fallecidos son recordados como “as alminhas” las almitas y pueden verse a lo largo de la ciudad diferentes menciones a estos mártires.

Otra de las cosas que podemos hacer si damos un paseo por este entrañable barrio es comer y beber, ya que cuenta con un buen número de cafeterías y restaurantes que nos ofrecen un amplia variedad de comidas locales. A lo largo de nuestro paseo por el barrio la Ribera también nos encontraremos con varios locales que nos ofrecerán dar un paseo en barco por el río Duero, otra de las actividades que tenemos que hacer si vamos por la ciudad de Oporto.

 

Café Majestic

Dando un paseo por Oporto la oferta de cafeterías, bares y restaurantes es muy variada, sin embargo, hay uno de ellos que tenemos que visitar sí o sí, tanto por su historia como por la belleza de su fachada. Hablamos del Café Majestic, una cafetería situada en una céntrica calle peatonal de Oporto y que se ha convertido en uno de los atractivos turísticos de la ciudad. Esto se debe principalmente a historia, ya que es uno de los cafés más antiguos de la ciudad, proyectado y construido por el arquitecto Joao Queirós , inaugurado en 1921, inauguración a la que acudieron diferentes personalidades de la ciudad. La fachada aún conserva esa época bella de los años 20.

Al igual que le pasó a la librería Lello, el café Majestic también recibe un buen número de visitantes desde que la escritora J.K. Rowling declarara que durante la época de su vida en que vivió en Oporto encontró en el café Majestic la inspiración para seguir dando vida a los personajes de la saga Harry Potter. Aunque esta emblemática cafetería tuvo su época triste entre 1960 y 1980 donde estuvo abandonada, desde que en 1983 el Estado la declarara Patrimonio Cultural, la vida resurgió en esta cafetería, y hoy en día se ha convertido en un punto de parada obligatoria para todos los turistas. Tanto es así, que si vamos a la cafetería en temporada alta encontrar sitio se convierte casi en una misión imposible.

 

Casa da Música

De los edificios clásicos de la época dorada de Oporto de los que hablábamos antes pasamos ahora al moderno edificio de la Casa de Música. En el año 2001 Oporto recibió el título de capital Europea de la cultura, con motivo de ello se realizó un concurso entre varios estudios de arquitectura de la ciudad para proyectar y construir un edificio que sirviera de referente cultural en la ciudad. No fue hasta el año 2005 que no se inauguró la Casa da Música, una inauguración que no estuvo exenta de polémicas, ya que muchos habitantes de Oporto decían que una fachada tan modernista rompía con el estilo clásico de la ciudad. A día de hoy la Casa da Música ha sido acogida con cariño entre los habitantes de la ciudad y se ha convertido en un referente, tanto turístico como cultural.

La visita a la Casa da Música es económica, ya que vale 6€ y además hay un 50% de descuento si vamos con la Porto Card. En ella podemos visitar multitud de exposiciones culturales que hay durante todo el año, además de algunas temporales que se van montando según la época. Dentro de la Casa da música también tenemos un teatro donde a veces podemos disfrutar de la representación de alguna obra, y de una cafetería con una terraza que ofrece una preciosa vista panorámica de la ciudad. Además la Casa da Música ofrece la posibilidad de hacer una visita guiada, algo totalmente recomendable si vamos con tiempo y nos gusta implicarnos más en la de Oporto, ya que una persona totalmente conocedora de la Casa y todas las exposiciones que allí nos explicará cada detalle.

Rua Santa Catarina

Aunque ir de compras cuando vamos de viaje no sea una de las actividades que más se suela hacer, las zonas comerciales de las grandes ciudades es donde más vida hay, y donde se puede observar como es realmente una ciudad. En el caso de Oporto la zona comercial se encuentra en la Rua Santa Catarina, es una calle peatonal que se encuentra en la parte alta de la ciudad donde podemos encontrarnos multitud de comercios, tanto pequeños comercios locales que nos ofrecerán productos locales y de recuerdo de nuestro viaje hasta el centro comercial Vía Catarina Shopping.

Además como en toda zona comercial, la oferta gastronómica también es muy amplia y podemos disfrutar en esta calle peatonal de todo tipo de comidas, desde puestos de comida local hasta puestos de comida internacional, e incluso tomarnos un café en el Majestic, mencionado anteriormente.

A lo largo de esta calle también podemos encontrarnos con algunos monumentos de la ciudad, como la Capela das Almas de Santa Catarina, de la que hemos hablado anteriormente o la Iglesia de San Antonio de los Congregados.

 

Como ya dijimos al comienzo de este post, es muy complicado resumir los sitios más importantes que visitar en Oporto, pues es una ciudad llena de magia que en cada rincón esconde un motivo por el que visitarla, pero con esta pequeña guía esperamos que os animéis y descubráis por vosotros mismos las miles de razones que hay en Oporto para visitarla.

Síguenos:
  • Instagram 2
  • Facebook 2

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *