Edimburgo, ESCOCIA.

Os contamos un viaje muy especial para nosotros. Una pequeña escapada a la capital de Escocia, Edimburgo. Especial, porque era nuestro primer viaje con nuestro pequeño. Pasaríamos unos maravillosos días, haciendo lo que mas nos gusta, viajar. Y sobre todo, disfrutar y ser feliz siendo una nueva familia.

Comparte:Share on FacebookShare on TumblrEmail this to someone
Síguenos:
  • Instagram 2
  • Facebook 2

 

Salimos desde el aeropuerto de Bilbao rumbo Edimburgo.

Teníamos la incertidumbre de que tal serían nuestros primeros vuelos con el peque, pero hemos de decir que estupendamente bien. El único momento “pesado”, fue en los controles en el aeropuerto de Edimburgo, que nos registraron absolutamente todo, y el estar con el niño en brazos y pendiente de todas las maletas, carro etc en el control es un poco lío, pero por lo demás de maravilla.

Llegamos a la ciudad de destino, habíamos cogido el hotel Holiday Inn Express Edinburgh Waterfront. (Puedes reservar desde aquí) Era un hotel sencillito, muy tranquilo y algo lejano del centro. Eso sí, justo en la puerta tenía una parada de autobús que te conectaba con el centro en 15 minutos. Por esto mismo fue nuestra elección, además de estar al lado de un gran centro comercial, el cual nos permitiría hacer algo si salía día lluvioso.

Llegamos tarde, por lo que nos acomodamos y a dormir.

 

Primer despertar en Escocia. La previsión del tiempo para estos días no era muy alentadora, pero este primer día tuvimos suerte y nos hizo bastante bien, sin nada de lluvia y con ratos de buen sol agradable.

Después de desayunar, cogimos el bus y pusimos dirección al centro de la ciudad, ya que la idea del día era ver el centro y sus zonas turísticas, siempre a un ritmo tranquilo, que era la idea del viaje al ir con el niño.

(Puedes reservar cualquier tipo de actividad & excursión para disfrutar al máximo de Edimburgo desde aquí)

Empezaríamos visitando el punto más turístico y emblemático de la ciudad, el Castillo de Edimburgo.

El castillo ofrece su entrada en la calle más famosa, la Royal Mile. Se necesitan horas para recorrer esta antigua fortaleza y ver al detalle sus puntos de interés como la capilla de Santa Margarita, el Cañón de la Una en punto, un gran museo con los honores de escoció, o destacar, sus magníficas y bellas vistas a la ciudad.

Pasamos la mañana recorriendo el castillo, así que salimos con la idea de ir buscando algún restaurante mientras seguíamos conociendo Edimburgo.

Bajamos por la famosa Royal Mile, se podía ver gran expectación. Había una gran animación y espectáculos a pie de calle. A lo largo de toda la calle encontraréis decenas de callejones (closes) y patios (courts).

En mitad de su calle se encuentra la catedral de Edimburgo, la Catedral de St Guiles. Para nosotros bastante más bonita por dentro que por fuera.

Después de ojear un poco los alrededores, encontramos un restaurante donde comer tranquilamente los tres.

Al terminar de comer teníamos pensado visitar Calton Hill, es una colina apodada “la Atenas del norte” debido a la variedad de monumentos que a se encuentran ella, y personalmente desde ella se puede obtener una de las mejores fotografías aéreas de la ciudad.

Para acabar el dia estuvimos tomando y cenando algo cerca del hotel y a descansar.

 

Nos levantamos y emplearíamos la mañana en ver una de las zonas con mas encanto de Edimburgo: Dean Village.

Dean Village es una apacible aldea situada a orillas del río Water of Leith.  Como dato técnico, se fundo en el siglo XII y fue un lugar próspero durante más de 800 años pero el comercio de Dean Village sufrió una notable disminución hasta llegar al punto de convertirse en un lugar pobre y decadente alrededor de 1960. Diez años después, al percatarse de que se trataba de un lugar apacible muy cerca de la ciudad, comenzaron la rehabilitación de la zona para convertirla en una de las zonas residenciales más deseadas.

Es un paraje y un lugar encantador. Estuvimos viendo un poco la zona y sacando fotos. Hay un paseo que recorre todo el rió, al ir con el carrito del niño no pudimos disfrutarlo, pero para dar un precioso paseo se antojaba muy apetecible.

Cuando acabamos de comer, esa misma tarde fuimos a uno de los barrios mas conocidos de la ciudad, Leith, que ademas, lo teníamos bastante cerquita del hotel. Es un barrio portuario, donde desemboca el rió de la ciudad. La verdad que es una zona preciosa, y muy bonita la imagen de ver como atraviesa el rió formando unos canales espectaculares.

Acabamos el día cenando en un restaurante del barrio.

 

El ultimo día en la capital Escocesa no tuvimos suerte con el tiempo, y es que desde primera hora de la mañana amaneció diluviando y no paró en todo el día.

Realmente no nos molesto demasiado, ya que prácticamente los puntos mas importantes de la ciudad los teníamos visto, así que dado que teníamos uno de los centros comerciales mas grandes de la ciudad justo al lado del hotel, el Ocean Terminal, y tenia otra de las principales actividades de la ciudad, la visita al Royal Yacht Britannia, decidimos pasar el día visitando ese magnifico yate real, y de compras por el centro comercial.

Como os he comentado, una de las visitas obligadas en Edimburgo es la visita al Royal Yacht Britannia. Nos referimos al buque insignia de la casa real durante 44 años.

El Britannia fue botado en Escocia en 1953 y, desde entonces, ha servido a la Familia Real en 968 viajes oficiales, navegando a través de más de un millón de millas marinas para hacer escala en 600 puertos, repartidos en más de 135 países.  En 1997, después de prestar 44 años de servicio, el buque fue retirado y desde entonces se mantiene amarrado en el puerto de Leith, donde los turistas pueden saciar su curiosidad conociendo los entresijos del impresionante barco.

La verdad que es una bonita experiencia el estar a bordo de un buque con tanta historia y poder observar todos los rincones, desde las calderas, la enfermería o las habitaciones de los tripulantes…

 

Y aquí acaba nuestra pequeña escapada a Edimburgo, pero para nosotros un gran viaje que nunca olvidaremos por ser el primero con nuestro pequeño.

Comparte:Share on FacebookShare on TumblrEmail this to someone
Síguenos:
  • Instagram 2
  • Facebook 2

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *