7 Maravillas del mundo: PETRA

Todos los viajeros solemos tener una lista con los lugares que nos gustaría visitar antes de morir, aunque estas listas varían en función de cada persona, hay lugares que independientemente de tus gustos viajeros hay que visitar al menos una vez en la vida y Petra sin duda, es uno de ellos.

Síguenos:
  • Instagram 2
  • Facebook 2

 

(Puedes contratar una excursión a Petra desde Amán pinchando aquí)

 

Petra, también conocida como la ciudad perdida, se encuentra en Jordania y es un importante conjunto arqueológico cuya fundación se estima en el siglo VIII a.C. por los edomitas. La palabra petra es una derivación de un nombre griego cuyo significado es piedra, nombre que sin duda le viene perfecto a este enclave arqueológico, pues se trata de una ciudad esculpida sobre las piedras de los altos y rocosos desfiladeros que allí se encontraban, situación que sin duda sería clave para la prosperidad de Petra en los años venideros en los que se encuentra tiene algunos tramos donde los rocosos desfiladeros la anchura no supera los dos metros, lo que la hacía poseer una fortaleza inexpugnable construida por la naturaleza. Otro punto clave en el desarrollo de la ciudad de Petra lo encontramos en el pueblo que la ocupó en el siglo VI a.C. los nabateos. Los nabateos formaban parte un antiguo pueblo ismaelita dedicado al comercio en la región palestina y cuyo éxito como civilización, se basa en la posesión de territorios clave en las rutas comerciales de la época, siendo su capital Petra. Hoy en día aún se conserva en Petra escultura grabadas en las rocas de las caravanas de camellos que recorrían en la época las rutas comerciales, una muestra del espíritu comercial del pueblo nabateo.

 

Otra de las características que hicieron de Petra una ciudad clave fue la posesión de agua, que era bastante escasa en la zona por aquella época. Su situación entre desfiladeros unida a una red de canalización que llegaron a construir, hicieron que tuviera agua suficiente para abastecer a toda la población. Aunque su situación también fue la responsable de que la ciudad se “perdiera” pues fue en el siglo VI d.C. donde los terremotos sufridos en la zona provocaron el cambio en las rutas comerciales con el consiguiente abandono de la ciudad por parte de sus habitantes.

Desde entonces no se tiene más conocimiento de la ciudad en ningún escrito histórico hasta que en 1812 un explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt redescubriera la ciudad. Este es el motivo por el que se conoce a Petra como la ciudad perdida, pues estuvo durante bastantes siglos “perdida” hasta su nuevo redescubrimiento a principios del siglo XIX. Este explorador suizo era un apasionado de la cultura árabe y de las exploraciones y estaba decidido a encontrar la ciudad perdida de la que tanto se hablaba por oriente medio. Tanta era su dedicación a este propósito que llegó incluso a convertirse al Islam para ganarse la confianza de las tribus de aquella zona y así poder obtener más información que le hiciera llegar hasta Petra. De hecho fue cuando ya se había cambiado incluso el nombre a Ibrahim ibn Abdullah cuando descubrió el Tesoro de Petra.

 

Esta construcción excavada en la misma piedra del acantilado es la que todos los que hemos oído hablar de Petra tenemos en mente, pues es una imponente construcción que sin duda es el mayor atractivo turístico que nos encontramos allí. A pesar de su nombre, no se encontró ningún tesoro en su interior. Se barajan teorías de que en su día fuese un templo o una tumba construida probablemente en el siglo I a.C. por el rey nabateo Aretas III. Petra fue saqueada por los beduinos en los siglos anteriores a su descubrimiento, lo que dificulta saber cuál fue la función exacta que pudo tener en su día.

Actualmente Petra forma parte del Patrimonio Mundial de la Unesco desde el año 1985, y desde julio de 2007 es una de las 7 maravillas del mundo.

(También puedes visitar nuestro diario fotográfico de nuestra estancia en Petra pinchando aquí)

 

A continuación te mostramos los lugares mas increíbles que debes visitar en Petra:

 

El Siq

Un sinuoso desfiladero de 1,2km de largo, que tendrás que recorrer mientras escuchas el galope de los caballos para llegar al atractivo turístico y uno de los momentos mas emotivos de Petra, El Tesoro.

 

Al-Khazneh (Tesoro)

El monumento mas importante de Petra, una construcción enorme tallada sobre la roca. Te aseguramos que deslumbrar esta obra de arte después de recorrer el Siq, sera un momento que no olvidarás jamas.

 

Tumba de los obeliscos

Monumento nabateo denominado así, por tener 4 obeliscos piramidales en su parte superior.

 

Calle de las fachadas

Ladera rocosa donde se encuentra un complejo de tumbas de forma similar y alineadas entre si. Está considerada como el área sepulcral mas antiguo de Petra.

 

Tumbas reales

Un conjunto de mausoleos esculpidos en una enorme ladera. Se construyeron para albergar los restos de una familia real, de ahí su nombre.

 

 

El Teatro

Entre las montañas de roca rojiza, también encontramos un teatro de origen nabateo construido en el siglo I d.C. y ampliado por los romanos en el siglo II. Es difícil divisarlo desde lejos, y más cuando pega el sol en las rocas.

 

 

Ad-Deir (Monasterio)

Después del Tesoro, es la construcción mas famosa e impresionante de las ruinas. Para llegar hasta él, deberemos hacer un recorrido aventurero y subir casi 800 peldaños tallados en la piedra.

 

Si estás pensando en visitar Petra quizás te preguntes cómo llegar hasta allí. En primer lugar debes coger un avión hasta Amán, el aeropuerto más cercano. Desde Amán podemos alquilar un coche o coger un autobús hasta Petra, a unas cuatro horas de camino. Aunque se puede visitar por libre también hay disponibles multitud de visitas guiadas desde Amán, donde nos contarán con todo lujo de detalles la historia de esta antigua ciudad.

Síguenos:
  • Instagram 2
  • Facebook 2

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *